Afecta con mayor frecuencia a mujeres entre los 25 y 60 años

QUERÉTARO, Qro., 6 de abril 2016.- Usar el ratón o el teclado de la computadora, tejer o dormir con las manos en mala postura, son algunas de las actividades de la vida cotidiana que, si se realizan por tiempo prolongado, pueden predisponer la aparición del síndrome del túnel del carpo, padecimiento que afecta con mayor frecuencia a mujeres entre los 25 y 60 años de edad, porque está estrechamente relacionada con los cambios hormonales por los que atraviesan en diferentes etapas de la vida como son la menstruación, la menopausia y el embarazo.

“Este padecimiento se da más en mujeres por los cambios hormonales, los cuales ocasionan retención de líquidos, por lo que las manos se hinchan y el nervio mediano puede quedar atrapado a nivel del ligamento anular del carpo”, señaló la doctora Catalina Lara Maya, médico rehabilitador del Hospital General Regional (HGR) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro.

El síndrome del túnel del carpo se debe a una presión excesiva del nervio mediano ubicado en la muñeca, el cual permite la sensibilidad y el movimiento de ciertas partes de la mano; este problema se manifiesta a través de los siguientes síntomas: adormecimiento de la mano, entumecimiento del dedo pulgar e índice, debilidad y dolor que puede extenderse hasta el codo.

“Otra causa del atrapamiento del nervio mediano es la artritis gotosa a nivel del codo, que provoca la hinchazón de la articulación y por ende la obstrucción del nervio”, añadió la especialista.

El síndrome del túnel del carpo requiere estiramientos para mejorar los músculos flexores de la mano, en algunos casos se recomienda, antes de dormir, el uso de una férula en la que se coloca la mano en posición neutra para evitar las malas posturas; además, “se sugiere, en algunos pacientes, la ingesta de ácido fólico o complejo B, en especial la tiamina para mejorar la conducción nerviosa”, agregó la doctora Lara Maya.

Por otro lado, existe la cirugía, sin embargo no es muy recomendable puesto que el síndrome túnel carpiano se debe “a un movimiento repetitivo y los cambios hormonales, por lo que una intervención quirúrgica no resolverá el problema en su totalidad; lo importante es corregir las posturas o reducir el tiempo de las actividades que están originando el problema”, comentó la doctora Catalina Lara.

Cabe señalar que este padecimiento es 100 por ciento reversible, si se sigue con el tratamiento indicado por el especialista, además es de suma importancia evitar las acciones que condicionan el problema para la recuperación.

Finalmente, el IMSS exhorta a la población a acudir de forma oportuna al médico ante los primeros indicios, como la parestesia, para poder así diagnosticar el problema o bien descartar cualquier otro relacionado con la tiroides, cuyos síntomas son similares a los del síndrome del túnel del carpo; además, se recomienda evitar el consumo de sal en exceso, la cual propicia la retención de líquidos.