OAXACA, Oax., 13 junio 2015.- Las lluvias de los últimos días han provocado afectaciones en algunos tramos de la carretera Oaxaca-Puerto Escondido.

El tramo más afectado es el que va de Juquila a Río Grande, donde algunas brigadas trabajan para restablecer el tránsito.

Deslaves, piedras grandes y rompimiento de cunetas de la carretera se observan a lo largo del trayecto.

Este sábado la tormenta tropical Carlos provoca nublados y lluvia ligera en esta zona, por lo que se recomienda a los automovilistas manejar con precaución.

En algunos tramos se están construyendo muros para evitar el deslave total de la carretera, sin embargo los deslizamientos son de más de 5 metros en algunos casos.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) recomendó extremar precauciones en carreteras ante la posibilidad de que la lluvia acumulada reblandezca el suelo en zonas costeras y sierras de Oaxaca, donde se podrían registrar deslaves, flujos de lodo e, inclusive, inundaciones en zonas bajas.