QUERÉTARO, Qro., 17 de julio de 2014.- La espera terminó y este viernes los Gallos Blancos de Querétaro arrancarán el torneo de Apertura 2014 con nuevas ilusiones, nuevas metas, y sobre todo, con nuevos compromisos con la afición y con los nuevos dueños.

 

Marco Jiménez, referente no sólo del grupo sino para la afición, manifestó que es importante sacar los tres puntos en el primer partido de la temporada si se juegan en casa. “No podemos esperar a que pasen las jornadas para empezar a sumar si queremos trascender. Desde la pretemporada se hizo un gran trabajo y no tenemos en mente otra cosa que ganar”.

 

Los refuerzos para esta temporada son jugadores con una gran trayectoria por lo que la expectativa es que este torneo los Gallos puedan conseguir grandes cosas, de lo contrario sería un fracaso. Así lo consideró el mediocampista queretarista, que reconoció que tienen una gran responsabilidad de responder en la cancha a la oportunidad que les están dando los nuevos dueños, quienes “desde el día de la presentación nos hicieron saber que se jugaban la piel en este proyecto”.

 

Por su parte, el delantero Amaury Escoto declaró que es dentro de la cancha donde se agradecerá el apoyo de los dueños y de la afición que siempre ha estado con ellos en las buenas y en las malas. “El de ayer fue un recibimiento muy emotivo, me siento muy a gusto. Hay que hacer las cosas bien en la cancha y dedicárselas a ellos. Hay que trabajar para dar buenos resultados y darles el mismo apoyo”.

 

Por último, sobre el rival del próximo viernes, los Pumas de la UNAM, equipo que no gana desde hace 19 años en Querétaro, mencionó que es un rival fuerte y difícil pero que lo importante es cómo jueguen los Gallos. “Son peligrosos en todas sus líneas, tienen buenos jugadores. Pero nosotros venimos agarrando buen nivel, un buen ritmo, y creo que eso nos viene bien para el inicio”.