QUERÉTARO, Qro. 23 de agosto del 2016.- Debido al inicio de clases, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro recomienda el uso adecuado de las mochilas en los niños, ya que puede desarrollar complicaciones en la edad adolescente y etapa adulta, como la lumbalgia, la cual es el principal motivo de consulta en el servicio de Medicina Física.

Por lo anterior, la doctora Margareli Acosta Terán, especialista del Hospital General Regional No. 1 del IMSS, indicó que “durante la niñez no se presenta ninguna molestia, pero esta carga es acumulativa desde el preescolar; se han hecho estudios que demuestran que un tercio de la población infantil a nivel mundial, lleva más peso en las mochilas que inclusive los adultos”.

Los niños deben llevar en sus mochilas del 10 al 15 por ciento de su peso corporal, sin embargo, se debe considerar si existe un sobrepeso en el niño es importante disminuir hasta un ocho por ciento esa carga; ya que en la mayoría de los casos llevan hasta un 30 por ciento o más, lo que puede generar complicaciones graves en la columna, como lumbalgia, escoliosis, entre otros.

“El 80 por ciento de los pacientes adultos que tienen problemas de columna, cargaron más peso en sus mochilas durante su etapa infantil; la mayor parte de los pacientes refiere dolor en espalda, a nivel alta o bajo, dorsal o lumbar, esto aunado a desviaciones de la columna, ya sea a la derecha, izquierda o hacia adelante”, señaló Acosta Terán.

Con el sobrepeso que llevan en la espalda, el dorso de los niños se torna curvo, lo que provoca posturas viciosas y con el paso del tiempo el adolescente se ve afectado con malas posturas y el dolor crónico, que si no recibe un tratamiento oportuno puede desarrollar padecimientos que no tienen cura.

La especialista recomendó que se administre la carga de útiles escolares al llevar solamente lo necesario al día; la mochila no debe ser más grande que la espalda del niño, con tirantes gruesos, acojinados, de cuatro a cinco centímetros, acojinamiento en el respaldo, debe de estar cinco centímetros arriba de la cintura, los libros más pesados van en el respaldo y al final distribuir los libros más pequeños, esto con el fin de equilibrar el peso.

“En el caso de las mochilas de ruedas, la forma correcta de llevarla es tomando el mango con ambas manos y empujarla, no jalarla, ya que se provoca una desviación, lesiones de hombro, codo o muñeca”, destacó la doctora Acosta.

El Seguro Social registra un mayor número de casos en niñas, entre un 60 a 69 por ciento, esto relacionado por el proceso hormonal y fisiológico; por lo anterior, recomienda a toda la población estar al pendiente de la salud de los niños, con la finalidad de prevenir complicaciones que limiten el estilo de vida de sus hijos y disminuyan la calidad de vida de los adultos.