QUERÉTARO, Qro., 13 de mayo de 2016.-Las instrucciones son claras: no pueden avisar a nadie, dar señales de vida o dejar pistas a las autoridades acerca de su paradero. Cuando se cumplen las 72 horas aparecen como si nada, sin decir dónde han estado informa Excélsior.

Los adolescentes se envían un mensaje de un amigo o un conocido retándolo a desaparecer de su casa durante 12, 24 o 72 horas. Sin embargo, lo que resulta un desafío «divertido» y «arriesgado» entre adolescentes, involucra sentimientos a su regresoa pesar de que el adolescente ofrezca una disculpa. Los padres padecen angustia y estrés.

Las instrucciones son claras: no pueden avisar a nadie, dar señales de vida o dejar pistas a las autoridades acerca de su paradero. Cuando se cumplen las 72 horas aparecen como si nada, sin decir dónde han estado. En Twitter se ha difundido el hashtag #Gameof72.

Lee más aquí